Cielos desde mi ventana en cuarentena
CON CLASE,  CREATIVO,  CUARENTENA,  OTROS,  SER O NO SER

DÍA VIGÉSIMO OCTAVO. Sábado 11 de Abril. 22:00h

Agradezco este tiempo de estar conmigo

Sábado y fin de semana. En cualquier ocasión, la llegada del fin de semana, se agradece, supone un chute de energía, para muchas personas. Después de una semana de trabajo, ¿quién no desea desconectar y relajarse disfrutando del tiempo libre? Yo, agradezco este tiempo de estar conmigo.

Curiosas palabras, «tiempo libre». Sin embargo, cómo suenan esas palabras al pronunciarlas ahora ¿verdad? Tenemos todo el tiempo libre, la gran mayoría y aun así nos quejamos. Por supuesto no generalizo, pues siempre hay excepciones a las reglas.

El tiempo

En mi caso, creo que sí estoy aprovechando este tiempo. El tiempo que se me ha concedido para seguir respirando. El tiempo que se me ha concedido, para saborear los alimentos otra vez. El tiempo que se me ha concedido para oler ese aroma que tan bien me hace sentir, petrichor… El tiempo.

Por ello y mil cosas más, he de sentirme afortunada, es decir, mi familia, amigos y mi entorno más cercano están bien. Tengo de todo, de hecho, me sobran muchas cosas, la verdad.

Así qué yo decidí afrontar este reto, haciendo lo que me gusta; escribir, pintar, hacer música, que es importante para mí, estudiar y aprender. Según las condiciones, hay muchas limitaciones. Estamos sometidos a condiciones que nunca imaginamos, por otro lado, pienso que hay muchos que están mucho peor que yo.

Por ello, agradezco

Agradezco este tiempo de estar conmigo. Agradezco la conexión que siento con tantas personas a las que quiero o aprecio. Agradezco tener que pensar para estar en equilibrio en estos difíciles días.

Agradezco el tiempo de estar conmigo, de pensar en los demás, de lo que quiero y lo que no quiero. Agradezco poder soñar y tener esperanza, deseos y ganas.

Hoy seguí trabajando en mi blog. Hablé con varias personas que me llamaron para interesarse por mi salud, ciertamente, algo que también agradezco.

Preparé la comida y la cena a mi madre, todo un placer. Eché de menos a mis hijas, lloré y también reí, pero es lo que nos toca, ¿no?

Estamos viviendo momentos tan tensos

Que el cerebro nos traiciona y de repente, nos sentimos capaces de afrontar lo que el día va desgranando para nosotros. Tal vez, al rato, vemos una foto, oímos una música de fondo, nos llega un aroma y se conectan las neuronas de la fragilidad, nos rompemos en pedazos y nuestra sensibilidad, después de eso, se hace añicos por la impotencia.

Solo quiero desear a todo el mundo, ánimo, paciencia, conexión. Somos capaces de afrontar lo que estamos viviendo, pero no lo sabíamos, porque nadie nos lo había contado. Lo estamos haciendo, entre todos y día a día. No vamos a enredarnos con planes de futuro, mientras tanto, solo tenemos el presente de cada hora, de cada día, de cada semana que va pasando desde que esto empezó.

Después viene lo demás

No debemos correr. Por correr y por las prisas, quizá estamos así, nos ha frenado la vida de golpe. Nos está preguntando si queremos seguir, cómo queremos seguir.

En conclusión, pensemos, tomemos nuestro tiempo y pensemos.

Soy Asesora de Imagen. Escribo Relatos y Poesía, Creo mis temas Musicales y soy apasionada de la Fotografía. Estos son mis recursos para compartir experiencias y vivencias cotidianas.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies