Por la noche frente al ordenador en la habitación
CON CLASE,  CREATIVO,  CUARENTENA,  OTROS,  SER O NO SER

DÍA TRIGÉSIMO NOVENO. Miércoles 22 de Abril

Los días se hacen cuesta arriba en ocasiones

Aun estaba dolorida por la prueba de ayer en la nariz. Durante la mañana, me llamó mi doctora para preguntar cómo estaba y decirme que en cuanto tuviera los resultados del test, me llamaría.

Me levanté con ganas de cocinar y me puse a preparar un bizcocho de manzana y nueces. Para comer, empané unas pechugas de pollo que acompañé después con una ensalada y fruta.
Luego, estuve resolviendo algunas gestiones por internet y enviando algunos correos, también.

La tarde, transcurrió entre atención de largas llamadas de amigos y conocidos para saber cómo estaba. Trabajé en el blog, programando varias entradas e hice correcciones en los textos.

Entretenida hasta las tres de la madrugada


Cuando imaginaba que me iría a dormir, me espabilé y estuve entretenida hasta las tres de la madrugada.
Ha sido un día extraño de sentimientos encontrados y de echar de menos a mis seres queridos, a mis hijas.


Está claro y comprobado que, cuando mis escritos son demasiado escuetos, son indicativos, por lo que vengo comprobando, de que el día ha estado revuelto sentimentalmente hablando.
El resto de días en los que estoy entretenida mentalmente en las ideas o tareas que quiero realizar, no me da tiempo a pensar en otras cuestiones. Llego a la noche, queriendo escribir mi diario, intentando que ningún detalle que en el día me ha parecido importante, se me escape.


Escribo a gran velocidad, como si desease que las palabras saltaran de golpe de mi cabeza, a la pantalla del ordenador.
Sin embargo, los días que son de bajón, estoy desconcertada, me levanto mil veces de la mesa y voy y vengo, sin saber por qué. Cualquier cosa me altera y me distrae de lo que estoy haciendo y probablemente termine llorando.


Supongo que es normal, después de tantos días encerrados y con la cantidad de circunstancias en las que puedes ponerte a pensar.
Por ejemplo, hay momentos en los que me pregunto, por qué estoy haciendo esto o lo otro. Pero luego me doy cuenta de que ciertamente, necesito hacer lo que hago porque si no, acabaría muy desequilibrada y me agobiarían las horas y los días.

Se hace cuesta arriba en ocasiones


En fin…esto se hace cuesta arriba en ocasiones y es complicado mantenerse fuerte todo el tiempo. Por otra parte, mañana, me darán el resultado de mi test, y no es que piense nada al respecto, pues entiendo, que será negativo en coronavirus, al estar recuperada prácticamente.

Soy Asesora de Imagen. Escribo Relatos y Poesía, Creo mis temas Musicales y soy apasionada de la Fotografía. Estos son mis recursos para compartir experiencias y vivencias cotidianas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad