Mirando el arcoíris
CON CLASE,  CREATIVO,  CUARENTENA,  OTROS,  SER O NO SER

DÍA VIGÉSIMO QUINTO. Miércoles 8 de Abril. 05:00h


Tuve una idea, y enseguida me puse a escribir sobre nuestros héroes

Dormí muy poco esta noche. Me acosté sobre las cuarto y media de la madrugada. Estaba entusiasmada y concentrada escribiendo un relato. Quería participar en un nuevo concurso de escritura.

Todo acabó, cuando los ojos no me dejaron seguir después de tantas horas frente a la pantalla del ordenador.


La idea es muy bonita, ya que se trata de redactar una historia real o de ficción, sobre nuestros héroes, hombres y mujeres. Educadores, sanitarios, dependientes, policías, militares, vigilantes, limpiadores, agricultores, ganaderos, conductores…

Cualquiera de esas personas que se encuentran en primera fila de protección y ayuda incondicional al resto de la población.


Tuve una idea, y enseguida me puse a escribir

Me emocioné con la historia que estaba escribiendo y cómo la estaba plasmando en el papel. Creo que será muy agradable participar, solo por el hecho de haber tenido que superar el reto de escribir pensando en alguien o en lo que está haciendo por los demás.

Pensar en alguien que en estos momentos admiro y valoro por lo que hace, mucho más que lo que yo ahora soy capaz de hacer ante esta situación que estamos viviendo.


El día ha transcurrido de la misma forma que hace días

Respetando distancias en casa con mi madre, lejía y desinfección por todos los lugares para evitar contaminar sitios que yo haya podido tocar o que al hablar, haya podido salpicar.

Realmente, cada vez que salgo de mi habitación llevo los guantes puestos y la mascarilla, y así, no toco picaportes, puertas, superficies o cajones con mis propias manos.

Si estornudo o toso, o simplemente hablo, evito que las gotículas de mi saliva, se queden impregnando algo o en suspensión en el aire, como nos han comentado.

Por la tarde salimos a aplaudir

Ayer fue imposible porque cinco minutos antes de poder salir a los balcones, empezó a llover con fuerza. No salimos a la terraza así qué, abrimos las ventanas y aplaudimos desde dentro.

Después de la descarga de agua, la luz era asombrosa y espectacular. Conseguimos observar unas bellas imágenes de arcoíris y una iluminación en el cielo magnífica para sacar unas fotografías increíbles.

Por la noche, igualmente, el cielo estaba curiosamente muy despejado y pudimos ver una luna brillante, enorme y enigmática. Nos contemplaba desde su posición privilegiada, siendo la gran vencedora del día sobre nosotros los humanos.

Humanos resguardados bajo sus tejados y sin poder salir a disfrutar del aire fresco de abril, porque me temo que eso nos pasará, que nos quedaremos sin mes de abril, como dice la canción.

Soy Asesora de Imagen. Escribo Relatos y Poesía, Creo mis temas Musicales y soy apasionada de la Fotografía. Estos son mis recursos para compartir experiencias y vivencias cotidianas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad