Dolor en los codos
CON CLASE,  CREATIVO,  CUARENTENA,  OTROS,  SER O NO SER

DÍA TRIGÉSIMO TERCERO. Jueves 16 de Abril.

Estos días he comprendido lo que significa hincar los codos

Parece que han tenido que pasar muchos años para entender de verdad, qué significa hincar los codos. En mi caso, lo estoy comprobando y no hace ninguna gracia. He comprendido lo que significa hincar los codos.
No tengo las condiciones más idóneas, ni un escritorio con una silla de trabajo cómoda. Son muchas las horas que paso escribiendo y por fin hoy me he dado cuenta de que hay situaciones que se pagan caro.

Hincar los codos es, como dice la expresión, clavar los codos y concentrarse para estudiar

A mí me ha supuesto, debido a la postura y el roce con la mesa, dos buenas rozaduras y heridas que no me permiten seguir escribiendo, al menos en esa posición. Con un poco de crema hidratante, mis codos volverán a ser normales. He tenido que buscar alternativas para darle un respiro a mis heridas y escribo en la cama o en el sofá para no apoyar los codos.

Pendientes de la información que procedía del Ministerio de Educación


Anécdotas aparte, era un día en el que estábamos pendientes de la información que procedía del Ministerio de Educación.
En estos momentos se está debatiendo cómo y de qué forma se van a continuar las clases para todos los estudiantes. La ministra de Educación estuvo informando sobre las medidas que se van a adoptar al respecto.

Evidentemente es un tema que nos preocupa a los educadores, padres y alumnos y aun en la situación en la que estamos. Es de vital importancia que haya un consenso y buen criterio para realizar las clases que aún quedan para terminar el curso escolar.

En mi experiencia personal, y en lo que se refiere a la formación de mis hijas, tras finalizar los días de Semana Santa, siguen recibiendo por parte de sus tutores, instrucciones sobre cómo se desarrollarán las clases a partir de ahora.

Hay mucho trabajo que hacer

Labor admirable la que están realizando los educadores, sean del nivel que sean. Adaptándose a los medios y herramientas de los que disponen y que, a pesar de ello, la tristeza es saber que hay muchos escolares que a día de hoy, no tienen acceso a ninguna de las formas posibles de comunicación con sus centros de estudio y profesores.


En muchos lugares hay que pensar que no hay cobertura telefónica, sobre todo en el medio rural. Que no se dispone de ordenadores para poder mantener el contacto, y que, incluso habiendo teléfonos, las tarifas no proporcionan los datos y condiciones necesarias para realizar las tareas.

Eso sin contar que hay muchos padres que por mucho que deseen ayudar a sus hijos, tienen limitaciones que les hace insostenible poder proceder como otros sectores de la población, con muchas más ventajas y menos inconvenientes.

Cada día aliento su trabajo y su esfuerzo


Considero que mis hijas que son muy afortunadas en muchos sentidos y quiero que lo reconozcan y lo valoren. Cada día aliento su trabajo y su esfuerzo. Intento que saquen partido de una situación atípica, donde se va a demostrar que con sus condiciones, si se quiere, se puede y que lo están haciendo bien.


Luna comenzaba a recibir clases virtuales del conservatorio de Burgos. Ya había estado trabajando con algunos compañeros por videoconferencia, donde estuvieron bailando y resolviendo dudas sobre el baile contemporáneo.

Esta vez, recibirán por parte de sus tutoras, las clases de danza clásica y se tendrá que adaptar en casa. En todo caso, mis dos hijas, han recibido clases y han hecho algunos exámenes y, por supuesto, han entregado las tareas y trabajos que se les solicita desde sus centros.

Repito que me parece un trabajo impresionante el que realizan todas las partes, profesores, padres y alumnos.

Soy Asesora de Imagen. Escribo Relatos y Poesía, Creo mis temas Musicales y soy apasionada de la Fotografía. Estos son mis recursos para compartir experiencias y vivencias cotidianas.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies