Por supuesto que he asistido a varias ceremonias… 
Sin lugar a dudas todas Singulares, Únicas y Especiales.
Pero éste fin de semana he sido testigo de un acontecimiento extraordinario, sabía que iba a ser muy especial, que seguro me sorprendería y me he quedado corta. Había en el ambiente algo especial, el día acompañaba con su calidez y nos rodeaba una atmósfera de emoción y sentimientos que poco a poco se fueron desgranando. Palabras llenas de sinceridad, momentos de complicidad, risas y llantos, miradas tiernas, amables y comprensivas. Todo en su punto, sin desmesura, dulce y salado en equilibrio en una demostración de cariño creada despues de mucho esfuerzo, tiempo de preparación y noches en vela pensando en que nada se deje al azahar. Diferente, nada convencional, con una atención agradable, simpática y cordial.
Nadie pudo sentirse desatendido e indiferente. Creo que todos nos vimos implicados en un día mágico, donde la música, el lugar, la organización, el calor, las personas, y sobre todo los sentimientos, nos hicieron ser partícipes de una de las ceremonias mas bonitas y elegantes a las que he asistido.


Gracias M&M
6a417-dsc02002