Una noche en vela, que año tras año deja huella para recordar o quizá no, momentos, imágenes y anécdotas del gran día del los Oscars.

Siempre me pasa lo mismo. Grandes expectativas, según se van desvelando todos los secretos de la gala de los Oscar. Quién será el presentador, si será una gala dinámica, atrevida o reivindicativa, como se presentaran actores y actrices en la alfombra roja…unas cuantas cuestiones que esa gran noche quedan por fin resueltas.

Pues bien, a mi parecer he tenido la suerte de sorprenderme con magníficos conductores de la gala, que bien por que han sabido cantar fantásticamente, por su dinamismo, por su elocuencia y atrevimiento y su destreza, han conseguido que no me durmiera, pero en esta ocasión no sentí mucho de todo lo anterior con Neil Patrick Harris, que estuvo correcto y pasó por el escenario sin grandes momentos destacables, por que sinceramente su aparición en calzoncillos no fue comparable a la que montó Ellen DeGeneres el año anterior en varias ocasiones, entre reparto de pizzas y selfies varios.

Me gustaron ciertos momentos de la recogida de premios donde se hicieron eco algunas reivindicaciones como la de Patricia Arquette reclamando igualdad para la mujer en EE.UU. Los cantantes Common y John Legend defendiendo los derechos afroamericanos y Alejandro González Iñárritu pidiendo que los latinos sean tratados con dignidad.

Las reivindicativas

Las reivindicativas

En cuanto al vestuario de hombres, (casi siempre más fácil) y mujeres, he de decir que tengo mi debilidad con ciertas actrices y se que siempre acertaran, pase lo que pase esa noche, y os diré cuales son mis favoritas.

Por suerte no hemos tenido que asombrarnos en exceso por los excesivos escotes, los grandes volúmenes, los largos interminables de los vestidos propicios para tropezones espectaculares, trasparencias peligrosas; en vez de eso han apostado por colores naturales, lineas rectas que simulaban cuerpos esbeltos, elegancia clásica tanto en vestidos, maquillajes y peinados. Por mi parte un aplauso pues admiro lo sencillo por encima de todo pudiendo ser destacado precisamente por eso, sin dejar de ser espectacular.

Mis favoritas, en las que siempre confío y nunca me decepcionan son mujeres que ademas de su presencia, me encandilan por su saber “estar y parecer”, es decir que ante una entrevista trasmiten seguridad, auto confianza y son unas autenticas mujeres. Me refiero a Gwyneth Paltrow, Cate Blanchett, y mi querida Meryl Streep.

Muy acertada Lady Gaga en su actuación recordando Sonrisas y Lágrimas y su peinado y atuendo; parecía normal.

Y sin duda algo que me puso los pelos de punta fue tener que ver constantemente al pobre Michael Keaton masticando chicle como un poseso obsesivo, que se quedó sin reconocimiento alguno, incluso se comenta (aunque no es un hecho probado) que guardo en un bolsillo su posible discurso según captaron las cámaras, tras anunciarse como ganador a Eddie Redmayne

En fin, otro año más nos toca esperar para pasar la noche en vela y comprobar como hacen alarde de su dinero y sus mejores galas los importantes de Hollywood, y observar con tristeza como se han operado algo más las famosas, que no saben dejar que el tiempo pase naturalmente por sus cuerpos y rostros.