Tags

No tags :(

Share it

Llega un momento queridos amigos, de hacer balance de eso precisamente; ¿Qué cosas te hacen sentir bien?.

En ocasiones para que no se nos olviden las cosas (como la lista de la compra, por ejemplo), lo escribimos en un papel y con ello el cerebro aprende y retiene, pero algunos aunque escribieran mil millones de veces algo, no serían capaces de retener ni su nombre.

Bueno que me lío

A mi me parece buena idea para esos días de bajón, recordar esas pequeñas o no tan pequeñas cosas que me han hecho sentir bien, que me han provocado una sonrisa, o que me traen recuerdos agradables.

La idea es compartir esos divertidos momentos para que otros se puedan sentir bien, y para empezar os voy a contar una serie de secretos (algunos a voces), que a mi me hacen sentir muy bien, pero luego debéis seguir vosotros.

Por ejemplo, recuerdo mojarme todita entera, bajo una lluvia torrencial donde el agua me llegaba al tobillo, al lado del Coliseo en Roma, solo nos faltaba una barca. Es mejor reírse y disfrutar del momento ya que nada se puede hacer y sacar fotos mejor, para tener aún más vivo el recuerdo.

Que el capullo de tu jefe se quede con el dinero de tus propinas por que no has querido hacerle el favor de ir a trabajar cuando había acabado tu contrato, es una putada, pero contarle a todo el mundo con pelos y señales la historia y como es en realidad esa persona y que muchos coincidan contigo (en que es un capullo), te hace sentir muy, pero que muy bien.

secretos

Que a tu madre se le caiga el bote de mayonesa al suelo, rebote la mayonesa y se le ponga en la cara a modo de barba de Papa Noel, y pases por la cocina y lo veas, no tiene precio (que lástima de cámara de fotos), y recordarlo con tus hermanos es asegurar un rato de risas.

MAYONESA

No se, puedo seguir y seguir…

Volver andando con mis amigos por un camino al lado de un pinar por la noche, de las fiestas del pueblo y ver que viene un grupo detrás de ti y al momento miras y no están, por que se han caído todos en un hoyo y han desaparecido y se están partiendo de risa cuando te acercas a ver que ha pasado, es difícil de olvidar.

Os aseguro que no hay nada mejor que saber reírse de uno mismo, que pase el tiempo y puedas cerrar los ojos y volver con la imaginación a ese instante, compartirlo y por que no, que otras personas se sientan bien con esos recuerdos.

Si algo de esto os ha pasado, os sentís identificados y queréis contarME alguna de las vuestras, no lo dudéis, es sano, y os hará sentir bien.