¿Y QUE CENAMOS HOY?

Madre mía, sólo con la foto me entran las ganas. Hoy nos damos un capricho de postre despues de algo suave y ligero.
¿No querías sorprender?. Pues ésto es fácil y colorido y entra por los ojos al verlo. Disfruta y saborea.
En primer lugar  una crema de espinacas con gambitas salteadas y de postre unas creps rellenas de nata y fresas. Acompañado todo por un vino claro y espumoso seran la combinación perfecta.
¿Os apetece?

cropped-1fd26-diapositiva1.jpg
Preparación Crema de espinacas.1.- Lavar las espinacas, escurrir bien y rehogar con el aceite hasta que pierdan su agua de vegetación. Retirar las espinacas del fuego, salpimentar y triturar.
2.-Calentar la mantequilla en un cazo amplio , añadir la harina y rehogar bien. Incorporar poco a poco la leche y el caldo calientes. Dejar cocer la mezcla sin dejar de remover hasta que la crema espese ligeramente, incorporar las espinacas y mezclar. Retirar la crema del fuego y triturar, salpimentar.
3.- Pelar las gambas, calentar una sartén con el aceite de oliva, incorporar las gambas y saltear durante unos minutos, retirar del fuego y salpimentar. Servir la crema de espinacas en cuencos con las gambas salteadas.
Elaboración crepe rellenos de fresas y nata.
Preparamos la mezcla de los crepes
Ponemos en una jarra  la harina, los huevos, la leche, el azúcar, un poquito de sal y batimos todo con la batidor
Cocinamos la masa
Ponemos a calentar en una sartén una pizca de mantequilla hasta que se derrita. A continuación añadimos un cazo de la mezcla de los crepes. Cuando empiece a secarse le damos la vuelta. Tarda tan sólo unos segundos en dorarse, ya que la masa de crepes debe quedar muy fina. Repetimos la misma operación hasta terminar con la mezcla
Preparamos el relleno de los crepes
Lavamos las fresas y le quitamos los tallos. Las partimos en trocitos y las ponemos en un bol. A continuación añadimos la nata montada. Puedes usar la nata montada ya preparada, que está riquísima y es muy práctico, o bien montarla tú mismo.4
Montamos nuestra merienda y ¡a disfrutarla!Emplatamos la crep en un plato llano y rellenamos por la parte central con las fresas cortadas, la nata y el sirope que más nos guste. A continuación doblamos la parte de abajo de la crep con el tenedor y cerramos los laterales con mucho cuidado para que no se nos desmonte. Como opción, podemos añadir un poco de canela para darle aroma, o decorar con azúcar glas, fresas o sirope.