Los recuerdos de la adolescencia o la juventud a veces permanecen durante mucho mas tiempo que los momentos vividos más recientemente, y ¿porqué?..

Recuerdos…No lo sé muy bien, pero sin duda uno de los mejores entretenimientos que se han inventado y cada vez nos ayudan más a poder preservar esos momentos, son las cámaras fotográficas. Yo soy una gran aficionada y cada vez que salgo de casa, normalmente me gusta llevar mi cámara por que quien sabe, en cualquier rincón te puedes perder eso que sólo los fotógrafos en ocasiones saben ver y transmiten de forma tan increíble a través de sus fotografías.

Realmente las cámaras llevan conmigo toda la vida, por que a mi padre le encantaban y supongo que he heredado esa pasión que el tenía. 

Es además un hobby que abarca muchas facetas y solo tú pones los límites.

Editar, compartir y aprender de otros, te enriquece y te hace crecer y superarte. 

Comparto esta secuencia de fotografías que me mantuvieron bien entretenida una tarde y después de editarlas y configurar el video, serán la prueba de que hay instantes que merece la pena recordar en un futuro, nos devolverán sensaciones y desde luego queda constancia de que Ibia y Luna, disfrutaron de unos momentos que seguro no olvidaran durante mucho tiempo.

Y como dijo Benjamin Franklin:”La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días

Espero que os hayan gustado. Podéis comentar y contadme vuestras experiencias con la fotografía.