Tags

No tags :(

Share it

Si, esa es la pregunta: En Navidad. ¿Tú, qué buscas ?. Dímelo. ¿Os habéis hecho alguna vez esa pregunta?. ¿Os habéis parado a pensar si lo que hacéis realmente es lo que deseáis hacer?.

En Navidad…

 Esa época del año en la que dirigidos por costumbres sociales, religiosas y políticamente correctas, nos sometemos a una serie de actividades, y quizá no van mucho con nuestra forma de ser.

Hablaré sobre mi caso particular.

Hace años cambió en mí esa forma de sentir e interpretar la Navidad.

En Navidad, comencé a sentirme cada vez más frustrada, empequeñecida, desilusionada e hipócrita, no lo puedo evitar y no sé muy bien cómo gestionar.

 Me encanta compartir momentos de diversión, de recuerdos con mi familia y amigos, pero en mi caso, tengo la gran suerte de que es algo que sucede en mi entorno desde siempre.

Cualquier momento es bueno para que el encuentro con familia y amigos se convierta en una celebración, llena de risas o llantos compartidos porque SÍ y los vivimos cuando se presenta la ocasión y punto.

¡Realmente es increíble!

¡En Navidad!

Seis de cada diez personas  padecen esos síntomas cuando se acercan estas fechas, de obligado cumplimiento y recapacitada forma de hacer las cosas.

Y yo me pregunto: ¿Quién ha decidido la forma de hacer? y ¿Por qué?.

Es aquí donde surge el conflicto, la lucha interior y  me hacen sentir egoísta, frágil e incapaz de querer llevar la contraria, de salirse del camino trazado, de cumplir con lo estipulado.

Para mi es difícil hacérselo comprender a las personas que quiero, a las personas que me quieren, pero quiero intentarlo.

En Navidad

Deseo que respeten mi decisión, mi criterio y mi sentir.

Desearía que se respete a todas las personas que no pueden celebrar nada porque nada tienen.

Hacer entender que vivimos en un mundo nada altruista, que nos cuesta más compartir, empatizar y comprender que hay muchos dolores en el mundo y heridas abiertas que no se curan tampoco en Navidad.

mar en calma

 

No todos llevamos ese espíritu dentro y sentimos la necesidad de consumir, de agradecer sólo en estas fechas todo lo que poseemos, de ser mejores personas en Navidad, de fomentar ilusiones que quizá en algún momento no sean posibles y no enseñemos a sobrellevar las posteriores frustraciones que traen consigo.

Tengo la necesidad…

De transmitir que todas las buenas acciones se pueden hacer durante todo el año, que no hace falta crear necesidades y hábitos innecesarios, que mi amor es incondicional todo el año y lo demostraré cada día, intentando conquistar el corazón de quién está a mi lado, ganando cada día un pedazo del suyo, sin tener que batallarlo a golpe de regalo Navideño porque si. 

Fui educada en unos valores que lo único que han hecho es actualizarse a lo largo de los años.

Me gustaría que esto no se convirtiera en una batalla que tengo que librar cada año, sino que fuera algo natural, para mi y para todos los que nos sentimos así en estas fechas.

Por eso en Navidad (y siempre)

Quiero alzar mi vaso de cerveza (porque no me gusta el champán) y hacer un brindis por los Momentos, los Encuentros  y la Sensatez humana que espero que consigamos.

Por la Libertad y las Buenas Enseñanzas, para que nos hagan mejores personas.

Por el Respeto a todos y a todo, que terminará por hacernos entender que somos únicos, como la vida que se nos regala y que no merece la pena desperdiciar en desencuentros y banalidades.

¡FELICES MOMENTOS PARA EL 2017!

                                Eva María Rubio