NO HAY NADA MEJOR QUE LA MÚSICA, EL BAILE, Y PERDER EL SENTIDO DEL RIDÍCULO TRAS UNA MÁSCARA, PARA QUE NUESTRO DÍA A DÍA SEA MAS EMOCIONANTE.

 

Debo contaros un secreto. Llevo catorce años perteneciendo a un grupo que se denomina “Batudada Samba Soom”, y como podéis imaginar el nombre lo dice todo. Va unido a la samba, la percusión, el ritmo, el movimiento, el baile, el espectáculo, la diversión, amistad, sonrisas, emociones…bueno como veis un gran número de adjetivos que se pueden sentir perteneciendo a un grupo, que no puede ser más saludable. 

Sin duda lo mejor es que nos encanta sentir todo esto y cuando actuamos, después de los nervios normales de la salida a escena, comenzamos a respirar en el ambiente una sensación que nos invade, nos miramos cómplices y poco a poco comienza a subir el ritmo, escuchamos los surdos al fondo golpeando con precisión sus mazas, las cajas, con su redoble rítmico, el ganzá con sus semillas arriba y bajo en un vaivén de sonidos secos y precisos, el repique con su gran responsabilidad en dirigir las entradas y cortes de los diferentes ritmos, los tamborines agrupados en la formación delantera recuperando el corte del ritmo general, el sonido alto y dominante del rocar, el agogó con sus campanas sonoras, y el apito que con gran volumen nos dirige en los pasos, los cambios y la marcha. 

Cada uno es importante, como cada persona, tiene su misión. Te contagiara en ese día de bajón, hará que saltes y olvides, que recuperes el espíritu más divertido y consigas traspasar con tu entusiasmo a quien te mira provocando una sonrisa, un gesto o una reacción. Eso es lo que nos importa, y nos hace sentir bien. Disfrutamos de que la gente lo sienta y disfrute con nosotros. 

Por más años de batucada, innovando, sorprendiendo, disfrutando, aprendiendo y contagiando a los corazones de la magia de la música, los sonidos mezclados y las emociones. 

Gracias por estar con nosotros y dejarte llevar con la música a otra parte…