MOTÍVATE.

Aquí te cuento algunos trucos. Cuando hayas encontrado esa motivación para ponerte en forma ahora, no lo dejes.
Encuentra un deporte que te guste                 
Cualquier excusa siempre es buena. Andar para ir a los sitios si es que puedes hacerlo, una escapada al monte para subir un poco y disfrutar de unas vistas geniales. Jugar con tus hijos y darte unas carreras te haran sentirte rejuvenecida. Ese paseo en fin de semana que te proporciona unas fotos estupendas…. ¿Cuándo fue la última vez que probaste algo nuevo?
ff765-imagescaye0o9m
Equípate
Hazte con un buen equipo. No tiene que ser caro; El caso es que cuando vayas a hacer ejercicio te veas bien. Eso sí, los leggins déjalos solo para el gimnasio, por muy bien que te sienten. Usa ropa cómoda no necesariamente tenemos que agarrar un chandal tradicional, actualmente existen establecimientos donde adquirir ropa cómada y confortable adaptada a tus gustos para esos momentos de distensión y disfrute.
Crea una agenda y establece hábitos
¿Qué días puedes ir a hacer deporte? para mí es tan importante como una cita de trabajo, porque cuando me siento en forma automáticamente trabajo mejor. Piénsalo y verás como a ti también te pasa lo mismo.
Es como cuando te propones ir al cine, o a tomar un vino con tus amigos. Solo buscas el momento.
Pide ayuda
Si no has hecho deporte antes, si no encuentras algo que te guste, si no sabes qué hacer en el gimnasio… ¡pide ayuda! No tiene nada de malo preguntar y aprender. Amigos o personas especializadas pueden orientarte, Así que ya sabes: ¡pide ayuda!