No desesperes, todo llega en algún momento.

No lo digo por decir. Es experiencia propia.

 

¡¡Qué No!!…Qué cuándo tenemos algo en la cabeza, pensamos algo, necesitamos algo, lo queremos...en ocasiones nos entra en el cuerpo una ansiedad desmedida porque no lo tenemos ya. Seguimos pensando en ello y deseándolo con todas nuestras fuerzas y en realidad lo que estamos haciendo es atraerlo hacia nosotros. ¿Habéis leído el libro de “El Secreto”, pues deberíais leerlo si aún no lo habéis hecho.

 

No se trata de pensar:¡¡¡ “Quiero que me toquen doscientos millones de Euros”!!!,( y yo), no es eso. Hablo de la sensación de poder atraer hacia ti cosas buenas, quizá materiales también, pero en realidad hablo más de lo que cada uno por sí mismo y su buena energía, es capaz de conseguir.

En mi experiencia de vida, hay ocasiones en las que a lo tonto se me ocurren ideas o sueños que quizá imaginas que jamás podrás conseguir.

Pero os aseguro que la vida me va devolviendo sin esperar y de repente, algunas situaciones en las que no puedo más que sorprenderme por lo que está sucediendo, pues aquello que un buen día imaginé, que deseé, que necesitaba ver o tener, de una u otra manera se presenta.

 

nanny-sorprendida

No, ¿A mi?

                      SEGURO QUE OS HA PASADO…

Seguro que os ha sucedido en infinidad de ocasiones que pensáis que hace mucho que no veis a alguna persona en concreto, la echáis de menos y por algún motivo viene a vuestra mente y pensáis en ella. Estoy convencida de que os ha sucedido como a mi, un buen día no lejano, aparece ante vosotros, os llama, sin más y es un poco flipante, ¿No?.

Por supuesto hay muchas cosas que dependen del momento en el que estáis viviendo, de vuestro entorno, vuestra vida social, vuestra economía, de los trabajos, amigos, pero va pasando el tiempo y en ocasiones hay que sentirse recompensado por lo que nos va llegando.

He comprobado que ayuda rodearse de un entorno positivo y os aseguro que realmente no he sido la persona más positiva del mundo, pero si me he dado cuenta de que desde hace años, he decidido valorar lo que realmente me hacía falta y necesitaba, os lo he comentado en otras ocasiones. Valorar qué cosas os hacen sentir bien. Quienes verdaderamente merecen vuestra atención y entrega, que personas son leales y de verdad con vosotros. Pensad qué queréis conseguir y veros reflejados en esas metas, con ello ya empezamos a tener una actitud positiva, llena de energía y ganas, para luchar por aquello en lo que ya nos estamos viendo.

 

¡FUERA CARGAS PESADAS!.

Aquellos que os sobrecargan de problemas, se situaciones tediosas y deprimentes, no merecen vuestra atención, hay que hacer una enorme limpieza y descargarse de es@s que llevamos colgados a cuestas a veces sin darnos cuenta y no nos dejan avanzar, nos están consumiendo la energía y no nos aportan nada bueno, pues… fuera con ello, adiós, hasta luego, o hasta nunca.

 

friends-aplaudiendo

 

Rodearse de gente sana, con inquietudes y cosas comunes nos aporta riqueza interior, satisfacciones, nos contagiamos unos a otros de ganas de querer avanzar y hacer cosas buenas.

Estaría bien tener un poco de conciencia de lo que nos rodea, hacer cosas hacia los demás a veces nos hace sentir mejores personas, nos llena y sobrecarga nuestra propia autoestima. Es ahí donde está el equilibrio. Yo doy sin esperar nada a cambio, pero de verdad que en algún momento la vuelta de ciertas circunstancias es mucho más favorable de lo que habíamos imaginado.

Los bienes materiales están bien y en ocasiones nos hacen la vida más cómoda, no lo dudo, un móvil, ordenadores, los coches…a veces llegan, se utilizan , se aprovechan, se renuevan, mueren y ya está.

Pero que te valoren, cuenten contigo y siempre alguien hable de tí con una sonrisa, solo significa que en alguna ocasión estabas para ellos, entregaste parte de tí, de tu tiempo, de tu saber hacer, de tu sabiduría y ahora te llega la recompensa.

Por eso No desesperes, todo llega en algún momento. Solo hace falta estar preparado para el momento, para recibirlo como se merece, con una sonrisa y con gratitud.

Quiero dedicar estas palabras a las personas que en algún momento quieren tirar la toalla. No sé cómo, pero la vida a veces se da la vuelta y te mira, y te mira bien y te sonríe. Un poco de paciencia y otra sonrisa.

EveMoonBlue